Wine

Sponchia / Pixabay

Wine es el acrónimo que señala que no es un emulador. Consiste en una tecnología para interpretar binarios de Microsoft Windows a Linux. Para ello necesitaremos del software, las librerías disponilbes y una aplicación gráfica.

Cuándo usar Wine

Wine viene preparado en la mayoría de programas como Crossover, PlayonLinux, Lutris y Steam. Para experimentados tenemos WineQt, que ofrece configuración manual y versiones experimentales.

Considera esto: un juego o aplicación de Windows ejecutando en cualquiera de los programas intérpretes no garantiza el mejor rendimiento. Si tienes uno soportado nativamente para Deepin o distribuciones GNU/Linux, no necesitarás depender de Wine.

Cómo funciona Wine

Al ejecutar un programa juego, Wine intenta que el binario se adecue a lo que tenemos en Deepin. Primero el intérprete cambiará librerías de Windows, cuyo acuerdo de usuario final impiden su uso, a las de Linux. Después aprovechará los controladores gráficos o sonoros para aumentar el rendimiento. Finalmente, el programa está lista en una ventana para que cualquier persona lo use. Si el programa usa archivos, en Crossover o similares, los archivos se guardan en una unidad ficticia «D», ubicada en una carpeta de fácil acceso.

Librerías disponibles

  • Las versiones estables tipo LTS llevan los números pares.
  • En las más recientes, las librerías de lanzamiento rápido llevan stagging. Incluye algunas derivaciones:
    • PBA indica parches gráficos. Permite interpretar mejor Direct3D.
    • pba-fornite (para Lutris) ofrece trucos y mejoras de rendimiento para el videojuego Fornite y su variante Battle Royal.
    • esync, funciona exclusivamente en procesadores de muchos hilos.
  • Proton es una variante de Wine para Steam. Incluye los parches esync e integración con Steamworks.

Lectura adicional

¿Te pareció útil este artículo?

Anterior

Escáner

Siguiente

Android